En los últimos 15 años el uso de la bicicleta para recorrer grandes distancias así como el afianzamiento de las Gravel, ha hecho que muchos de nosotros cambiemos un poco nuestra filosofía al practicar ciclismo.

El resultado es ser menos competitivo y fijarnos mas en el paisaje con ritmos mas tranquilos.

Si estas pensado en realizar un largo recorrido en bicicleta para pasar varios días por caminos y con un poco de autosuficiencia o bien simplemente quieres tener un lugar donde guardar objetos necesarios para tu desplazamiento, puedes encontrar la solución con un sistema de bolsas fáciles de instalar y de gran capacidad.

Es por esto que muchas marcas han evolucionado sus sistemas de almacenamiento y los han adaptado, para que se integren en la bicicleta, aportando el mayor espacio para almacenar y aportar estabilidad al conjunto, cosa que no sucede con las clásicas alforjas.

Antes sólo se podía hacer con la ayuda de monstruosas alforjas pero hoy en día los sistemas básicos de bikepacking se componen normalmente de 3 componentes. Bolsa para cuadro, Bolsa para manillar y bolsa para sillín, repito mucho mas pequeñas e integradas.

Foto2: Ciclismo a fondo

En lugar de una gran bolsa o alforjas cargando en la parte trasera de la bicicleta, se instala mediante bridas de velcro en las partes «huecas» del cuadro e incluso en la horquilla.

Con este cambio del lugar de carga se distribuye el peso, se aumenta la utilidad y estabiliza la bicicleta.

Al ser modulares en su diseño, las bolsas se pueden adaptar a las necesidades de cada salida. Una si es una salida corta o bien añadir más según los requisitos de la distancia.

Bolsas de cuadro


Existen diversos tipos suele ser la bolsa que llevara mas peso de carga, hay varios tamaños aunque el formato no deja de ser igual en cualquier caso, ya que se utiliza el hueco o triangulo que forman los tubos principales del cuadro para montar la bolsa.

Las bolsas de cuadro completo (foto1) ocupan todo el del triángulo entero y a menudo tienen un divisor, que divide el espacio en una mitad superior e inferior. Esto permite cierta organización y evita que tengas que rebuscar los objetos mientras estás en el camino.

Foto2: Brujulabike

Las bolsas de media capacidad (foto2) caben justo debajo del tubo superior y pueden abarcar hasta 2 litros. Incluso según el tamaño del cuadro pueden dejar suficiente espacio para acceder a los dos porta bidones.

El ajuste es perfecto al estar los pesos concentrados en el centro de la bicicleta no afecta dinamicamente.

Algunas bolsas de bicicleta están hechas para adaptarse a bicicletas específicas. Otras necesitan ser cuidadosamente medidas de antemano para un ajuste adecuado.

Bolsas de asiento

Las bolsas de asiento se atan alrededor de los rieles del asiento y se amarran a la tija. Vienen en una variedad de tamaños que satisfacen las necesidades de diferentes actividades.

Bolsa Blackburn Outpost.

Este tipo de bolsas son casi 100% impermeables, en cualquier caso antes de realizar la compra debemos asegurarnos de ello, aunque por norma general todo el conjunto de bolsas tanto de cuadro como tija y manillar son aptas para días de lluvia y en el menor de los casos están provistas de fundas para proteger el interior.

Tened en cuenta que esta zona es la que mas agua expulsa por la rueda trasera hacia arriba por lo tanto es super importante que no entre agua en caso de lluvia.

Algunas bolsas de asiento son modulares, con una funda que permanece atada a la bicicleta, como es el caso de la Blackburn.

El mayor problema con las bolsas de asiento es el balanceo, cuanto más grande es la bolsa, más se puede sentir el movimiento dando coletazos en la bicicleta.

Para minimizar este inconveniente es aconsejable guardar siempre los artículos mas pesados al fondo y los mas ligeros mas cerca, para reducir el centro de gravedad.

Bolsas de manillar

Quizas las mas populares, esta bolsas se atan bajo el manillar y detrás del tubo de la direccion. A menudo se enrollan como un burrito y se cierran a presión a ambos lados.

Blackburn handlebar roll

Una vez amarradas, estas cargas pueden ser difíciles de acceder, por el simple hecho del tipo de cierre y siempre debemos estar completamente parados para acceder a su interior.

Handlebar

Todo esto puede complementarse con pequeñas bolsas para la barra superior, añadir extra de porta bidones etc.

El mercado nos ofrece un gran abanico de material para poder viajar o simplemente ir al trabajo y tener un lugar donde guardar nuestras cosas sin que nos sea complicado o peligroso llevarlas.

Si decides viajar esta es la mejor manera y si te lo propones envianos las fotos y comentarios de tu experiencia y la publicamos.

EASY-BKRS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *